Peñón Xtreme 2017


Hola a todos.

Como viene siendo habitual en las últimas organizaciones del Club de Montañismo Sierra Sur, nuestra asociación se presentó a satisfacer las necesidades en cuanto a las comunicaciones en su prueba estrella anual Peñón Xtreme. Ya que es valedera para el Campeonato Andaluz de Carreras por Montaña, suscita mucho interés entre participantes y organizadores, siendo estos últimos, muy meticulosos en su planificación.

A nadie se le pasa que dentro de todas las facetas organizativas de la prueba, una de las más importante, es el sistema de telecomunicación. Siendo éste, capaz de transmitir la información en caso necesario, para solventar cualquier urgencia en una zona donde la telefonía convencional no presta su servicio de forma regular debido a la orografía del terreno.

Como siempre, el grupo de colaboradores del club encomendado, queda a primera hora de la mañana para tomar el café vespertino y a continuación acercarse a la sede del club para recoger el material. En el montaje hubo un poco de retraso al cambiar el elemento de anclaje del mástil del sistema radiante. Pero antes de las nueve, ya teníamos el sistema disponible para que cuando empezara la primera carrera, el "servicio" estaría preparado para seguridad de los participantes.

Realizado el trabajo, nos desplazamos hasta el restaurante del camping a desayunar, que bien lo merecíamos. Una vez finalizado, nos acercamos a la zona de meta y control para entrevistarnos con el director de carrera, comentando con éste lo realizado por nuestra parte y poniéndonos a su disposición. Agradeció el gesto y animó a seguir con nuestra encomiable labor, centrándonos en afianzar el sistema de telecomunicaciones.

Acudimos al punto donde se encontraba la estación principal y por suerte, detectamos un problema nada más llegar... Así es, otra vez estaba ahí Mr.Murphy, pero en esta ocasión no hizo más estrago que un intento de "sabotaje" a la malla de seguridad creada. Si ya lo dice el refrán: "...la veteranía es un grado...".  

El cambio de fecha de la prueba, de noviembre a mayo, viene bien en cuanto a la mejora de temperaturas y posibles precipitaciones, pero tiene el hándicap que se celebra en el mes de las comuniones, siempre habrá algún miembro de nuestra organización que tenga algún compromiso ineludible. Contrarresta la situación anterior, el poder gozar de un grupo de personas, que de forma desinteresada y altruista, se ofrecen a realizar las distintas labores necesaria para preservar la seguridad en la prueba y aportar un plus en la organización del evento.

Estupendo día el del pasado 6 de mayo acompañado de un grupo de personas de calidad excepcional, a las que estamos encantados de servir como asociación útil. Por lo deportivo y organizativo, según nos consta, todo salió chapó. Sólo lamentar algunas lesiones e incidentes leves en la prueba.

Animamos a todos a seguir con esta labor que favorece a la sociedad en general: deportistas, organizadores, patrocinadores, colaboradores, etc...

Hasta pronto y enhorabuena.

73 del RCSS.

    

 

 


                                                               

GALERÍA DE IMÁGENES